Tratamiento de la fobia social en Barcelona

La fobia social

Somos Centre Psicoequilibri, un reconocido establecimiento clínico especializado en psiquiatría y psicología. Contamos con profesionales médicos cualificados para proporcionar un óptimo tratamiento de la fobia social y de los diversos trastornos relacionados con la conducta y la ansiedad.

La fobia social o trastorno de ansiedad social es un trastorno psiquiátrico del espectro de los trastornos de ansiedad, caracterizado por un miedo intenso en situaciones sociales, lo que causa una considerable angustia y un grave deterioro de la capacidad de funcionamiento en distintas áreas de la vida diaria. Según el DSM-III-R, DSM-IV y DSM-IV-TR, el diagnóstico del trastorno de ansiedad social puede ser específico (fobia social específica), en las que solo se teme algunas situaciones particulares; o generalizada (fobia social generalizada); sin embargo, la publicación del DSM-5 ha cambiado este panorama y solo existe el trastorno de ansiedad social y la posibilidad del subtipo de actuación o hablar en público.
Psicólogo con mujeres anciana y joven
Esta fobia se centra en un miedo intenso, persistente y crónico (grave para considerarse fobia) de ser juzgado, avergonzado, humillado o hacer el ridículo, que se pone de manifiesto en varios tipos de situaciones, entre las que destacan:
  • Hablar en público, intervenir en clase o realizar una exposición (glosofobia).
  • Reuniones sociales en las que el paciente tendrá que relacionarse (fiestas, eventos, etc.).
  • Encuentros inesperados con conocidos, familiares, amigos, etc.

Todos estos miedos pueden ser desencadenados debido al escrutinio de las acciones por parte de las demás personas. El sentimiento de miedo es tan intenso, que en este tipo de situaciones la persona se pone nerviosa tan solo de pensar en ello (ansiedad anticipatoria), e intenta esforzarse para controlar o suprimir la ansiedad. Estas situaciones y otra serie de sucesos hacen que el que la padezca se sienta inseguro, acechado, incómodo, con sensaciones intensas y desagradables acerca de lo que pueden estar hablando, pensando o juzgando de él (cierta paranoia), y síntomas evidentes de ansiedad.

Si bien el miedo a la interacción social puede ser reconocido por la persona como excesivo o irracional, su superación puede ser bastante difícil. Los síntomas físicos que acompañan a menudo el trastorno de ansiedad social incluyen rubor, sudoración profusa (hiperhidrosis), temblores, palpitaciones, náuseas, tartamudez, a menudo acompañada de un discurso acelerado. Pueden ocurrir ataques de pánico en virtud del intenso miedo y malestar. Un diagnóstico precoz puede ayudar a minimizar los síntomas y el desarrollo de problemas adicionales, como la depresión.

Las situaciones temidas pueden ser numerosas, y en este caso se trata del subtipo generalizado, es decir, fobia social generalizada, que se manifiesta en distintas acciones, como concurrir a fiestas o reuniones, conocer gente nueva, participar de pequeños grupos de trabajo, realizar conquistas amorosas, etc.; o únicas y específicas, es decir, la fobia social específica. También existe el subtipo discreto, que se manifiesta al dar un discurso, actuar frente al público, ir al baño cuando hay personas en el ambiente contiguo, etc.
Debido a la relevancia de este trastorno, es crucial la detección temprana. Actualmente están disponibles instrumentos de evaluación, breves y sencillos, que se pueden utilizar como medida de tamizado o cribado en adolescentes y adultos, como por ejemplo, el Inventario de Fobia Social (Social Phobia Inventory),  el SPAI-B y la Escala de Ansiedad Social de Liebowitz (Liebowitz Social Anxiety Scale)

Situaciones que provocan ansiedad con mayor frecuencia

En términos de prevalencia, en una muestra de 88 adultos con fobia social, las situaciones sociales ansiogénicas más prevalentes son:
  • Hablar en público (99 %).
  • Charlas informales o reuniones (88 %).
  • Acudir a fiestas (76 %).
  • Mantener una conversación (64 %).
  • Iniciar una conversación (60 %).
  • Comer o beber en público (39 %).
  • Escribir en público (31 %).
  • Utilizar un lavabo público (8 %)
Mujer hablando en público